Según los apartados 1, 2 y 3 del artículo 1 del R.D. 1247/95 serán considerados históricos los vehículos que cumplan cualquiera de las siguientes condiciones:

  1. Los que tengan una antigüedad mínima de veinticinco años, contados a partir de la fecha de su fabricación, Si ésta no se conociera, se tomará como tal la de su primera matriculación o, en su defecto, la fecha en que el correspondiente tipo o variante se dejó de fabricar.

  2. Para que un vehículo pueda ser calificado como histórico por su antigüedad, sus piezas constitutivas deben haber sido fabricadas durante su periodo de producción normal, con excepción de los elementos fungibles sustituidos por reproducciones o equivalencias efectuadas con posterioridad al periodo de producción normal. Si hubiera habido modificaciones en la estructura o componentes, la consideración de histórico se determinará en el momento de la catalogación.

  3. Los vehículos incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarados bienes de interés cultural y los que revistan un interés especial por haber pertenecido a alguna personalidad relevante o intervenido en algún acontecimiento de trascendencia histórica, si así se desprende de los informes acreditativos y asesoramientos pertinentes.

  4. Los llamados vehículos de colección, entendiéndose por tales los que, por sus características, singularidad, escasez manifiesta u otra circunstancia especial muy sobresaliente, merezcan acogerse al régimen de los vehículos históricos.